Limpieza de alfombras. Consejos catastróficos que se encuentran en Internet.

Limpieza de alfombras. Consejos catastróficos que se encuentran en Internet.

Publicado 23/04/2013

Después de visitar un buen montón de sitios web donde presuntamente se dan consejos de limpieza de alfombras y trucos caseros de desmanchado, como profesional del sector no puedo evitar comentar aquí, que muchos de ellos van a hacer más mal que bien a su alfombra.

No voy a enumerar la cantidad de consejos catastróficos que se pueden leer en Internet, ni mencionaré los sitios web donde he podido leer estos indocumentados consejos, porque no escribo este blog para "hacer amigos".

En primer lugar muchos de ellos no distinguen entre los diferentes materiales de los que se puede componer la alfombra, y el tipo de confección utilizado.
Aunque parece evidente que una alfombra de seda, lana o poliéster no van a comportarse igual, la mayoría de los consejeros no hacen distinción alguna, entre los diferentes materiales y su distinta respuesta a los tratamientos.

La mayoría aconsejan frotar la felpa con un paño, agua y jabón (a veces lavavajillas), donde tenga la mancha que quiera eliminar, para dejar secar al aire una vez terminado el frote, o cubrir con un paño seco y poner algún libro encima para que absorba el agua utilizada.

- Si hace esto en una alfombra de poliéster, esparto o sisal, posiblemente elimine la mancha sin más inconvenientes, siempre que la mancha no sea de aceite o grasa, ya que el agua y jabón no elimina este tipo de manchas.

- Si lo aplica sobre una alfombra de lana, dependiendo del color posiblemente obtenga un desteñimiento o que se corran los colores (emborrachado) esto es permanente y nunca más podrá eliminarlo, ni siquiera con una limpieza profesional.

- Si la alfombra es de seda, cambiará el brillo del tejido, quedando un rodal opaco y mate en la zona frotada, una limpieza completa de la alfombra a veces puede recuperar este tipo de accidentes, pero dependerá del tipo y calidad de la seda utilizada en su alfombra.

- Si la confección de la alfombra es del tipo tufting y el color de la alfombra es claro, puede tomar un tono amarillento-anaranjado en la zona mojada, al migrar el látex utilizado en el tramado de la alfombra.
Estos son solo algunos pequeños ejemplos que indican claramente que las alfombras tienen diversas procedencias, materiales y tipos de confección diferentes, un profesional es capaz de discernir después de años de práctica, cual es el mejor procedimiento de limpieza aplicable a cada alfombra y sobre todo, que procesos no se pueden aplicar pues producen un deterioro permanente en el articulo a tratar.
Aplicar estos consejos es como jugar a “la ruleta rusa” con su alfombra, dependerá del valor del articulo y el cariño que el propietario le tenga, que esté dispuesto a correr el riesgo que implica.

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?