Fibras vegetales de otras partes de la planta

Fibras vegetales de otras partes de la planta

Publicado 23/04/2013

En este grupo reunimos a todas aquellas fibras que son extraídas de otras partes de la planta que no hayan entrado en los grupos mencionados anteriormente y pueden considerarse de una importancia similar a la de los dos grupos anteriores. A continuación las mencionamos: caucho, hilo de papel, fibra de turba, hierba de algodón.

Historia de las fibras vegetales

Tanto las fibras vegetales como las fibras animales, presentan una historia muy extensa, llena de curiosidades y anécdotas debido a que se remontan a los orígenes de la civilización y los cambios han sucedido lentamente a través de los siglos, y con particularidades según las regiones geográficas y los grupos culturales que allí se desarrollaron. Todo esto tuvo su límite con la revolución industrial apenas dos siglos atrás aproximadamente, donde el desarrollo tecnológico cambió de forma explosiva a la humanidad en su conjunto.

Aquí señalamos las referencias históricas sobresalientes de algunas de las fibras vegetales más conocidas:

El cáñamo no solo sirvió  para hacer cuerdas o bolsas, antiguamente.

Hasta mediados del siglo XIX, el cáñamo junto con el lino era la fibra textil más extendida por el mundo, pero por esos años en San Francisco, un sastre bávaro de apellido Levi Strauss, unió con burdos remaches los primeros pantalones utilizados por los vaqueros buscadores de oro en California, para utilizarlos como resistentes pantalones de trabajo. Este es un hecho conocido, pero tal vez no sea tan difundido que estos pantalones fueron confeccionados con un tejido hecho 100% con cáñamo. Ningún otro material podría haber resistido el contacto constante con el agua sin sufrir daños. No sólo por su resistencia al desgarro, sino también por su resistencia en mojado, el cáñamo es la fibra natural más indicada.

La cabuya tuvo gran importancia en las sociedades prehispánicas. Fue una de las primeras fibras vegetales procesadas para la manufactura de tejidos como redes, hondas y otros textiles. En Paracas se encuentran hondas o warakas hechas de cabuya asociadas a los ajuares funerarios. La honda es una "boleadora" de fibra vegetal, destinada para arrojar piedras y cazar. En la cultura Nasca la fibra de cabuya se utiliza para hacer vástagos o sujetadores de los abanicos de plumas, asimismo sirvió para elaborar hondas, redes y calzados.

Los habitantes precolombinos extrajeron y utilizaron las fibras del fique por varios siglos antes de la llegada de los conquistadores españoles, para hacer la ropa, cuerdas, hamacas y muchos otros usos.

En el siglo XVII, los colonos holandeses llevaron la planta desde sus colonias brasileñas de Pernambuco a la isla de Isla Mauricio, donde los habitantes nativos de la isla aprendieron utilizar la fibra.

En el siglo XVIII, en Dagua, Valle de Cauca, Colombia, el sacerdote Feliciano Villalobos comenzó la primera cuerda y la industria fabril de los materiales empaquetados; sus productos fueron hechos de fique o cabuya. En 1880 el gobierno del colombiano promovió una producción anual de tres millones de kilogramos de fibras, la exportación a Venezuela de dos millones, la fabricación de cinco pares de millones de alpargatas y cuatro millones de metros de la cuerda.

Propiedades funcionales de las fibras vegetales

Cuando se comparan las diferencias y similitudes entre los distintos tipos de fibras, vemos que el grupo de fibras naturales presenta grandes diferencias y pocas similitudes respecto al grupo de fibras artificiales. Cuando comparamos a las fibras naturales vegetales respecto de las fibras naturales animales esas diferencias aún persisten aunque mucho más atenuadas.

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?